Saltar al contenido

Los lugares más terroríficos del mundo.

Los lugares mas terrorificos del mundo

Muchas personas tienen un gran interés por lo espeluznante y terrorífico, aquellas tienen una gran curiosidad por lo sobrenatural, y cada di8a se preguntan más y llegan al punto de investigar y querer ver cómo se sentiría estar en un lugar terrorífico.

Acá te mostraremos algunos de  los lugares más  terroríficos del mundo, para que se te pongan los pelos de punta, sobre todo para aquellas personas que son fanáticas del terror, miedo y del suspenso.

1. Viejo cementerio judío, Praga:

Este está situado en Josefov, fue el único lugar en el que se  permitió enterrar a los judíos praga durante unos 300 años, este fue creado en el año de 1439, gracias a la falta de espacio los cuerpos de los difuntos judíos se enterraban uno encima del otro, llegando a apilar 10 cuerpos y se dice que allí se encuentran enterradas unas 100.000 personas

2. Ataúdes colgantes de Sagada, Filipinas

Está en una cultura rara de una tribu llamada Igorot, esta consiste en encerrar en urnas a los difuntos cadáveres y ponerlos en una gran acantilado de manera que cuelguen de allí desde hace décadas, ellos piensan que este tipo de ritual hace que los muertos se acerquen a sus espíritus ancestrales.

3. Ciudad abandonada de Pripyat, Ucrania

Esta era una ciudad que está deshabitada gracias a un gran accidente nuclear, en este lugar se encontraban 50.000 personas allí antes de que fuera evacuada.

4. La casa del misterio de Winchester, San José, California

Para asustar un poco más, esta inquietante mansión macabra era la antigua residencia embrujada de Sarah Winchester, la excéntrica viuda magna de armas que creía estar maldita.

 Con un costo de alrededor de $ 5.5 millones para construir entre 1884 y 1922, viene con 160 habitaciones, 2,000 puertas, 10,000 ventanas, 40 escaleras, 13 baños, nueve cocinas y muchos interiores espantosos.

 Para las almas valientes, el recorrido de la mansión de 65 minutos incluye el almacén de $ 25,000, el dormitorio de Sarah y la sala Séance, donde el look de la vida real venía todas las noches para comunicarse con los espíritus.

 Si puedes soportarlo, el más aterrador Tour de más de dos horas y 15 minutos te lleva a corredores oscuros nunca antes vistos, pasadizos secretos y espacios abuhardillados.

5. St. Louis Cemetery Number 1, New Orleans, Louisiana

De los tres cementerios de St. Louis en The Big Easy, el número 1 es el más antiguo y el más embrujado. Inaugurado en 1789 para reemplazar el cementerio de San Pedro, alberga a alrededor de 100,000 de los muertos de la ciudad (sus fantasmas aún deambulan activamente por los jardines después de horas).

  Conocida como «Ciudades de los muertos» por sus elaboradas tumbas sobre el suelo que se asemejan a pequeñas casas, su residente más famosa es la reina vudú Marie Laveau, la peluquera criolla convertida en poderosa sacerdotisa que murió en 1881.

  Su lugar de descanso es el mayor atractivo aquí, especialmente para los visitantes curiosos que vienen a marcar tres «X» en su tumba con la esperanza de que les conceda un deseo desde más allá de la tumba (también dejan pequeñas ofrendas como velas, flores, cuentas, baratijas, muñecos vudú y comida).

6. The Myrtles Plantation, St. Francisville, Louisiana

Construido en 1796 por un abogado convertido en plantador, el general David Bradford (apodado Whiskey Dave por su participación en la Rebelión del Whisky de Pensilvania), esta mansión sureña se clasifica como la «Casa más embrujada de América».

  Según los informes, construido sobre un cementerio indio, alberga al menos 12 fantasmas diferentes, y tiene una historia plagada de tragedias (principalmente muertes por asesinato, ahorcamiento, envenenamiento, disparos y fiebre amarilla).

  Su inquietante más famoso es el de la vengativa esclava Chloe, que fue colgada de un árbol y luego arrojada al río Mississippi por matar a la esposa de su amo y a sus dos hijas con un pastel de cumpleaños envenenado (a menudo es vista alrededor de la plantación con un turbante verde, a veces con el niños a cuestas).