Saltar al contenido

¿Por qué se “oxidan” las manzanas al cortarlas?

A quien no le ha sucedido estar disfrutando de una suculenta manzana pero que de repente por alguna razón dejan de hacerlo por unos minutos, luego al volverse a fijar en los trozos de manzana, la misma se ha tornado de un color café o como muchos suelen referirse al respecto: la manzana se ha “oxidado”. Luego de que esto sucede, suele perderse el gusto por esa manzana por lo tanto ya no terminamos de comerla…

Hoy explicaremos brevemente el por qué las manzanas se tornan de un color café luego de ser cortadas, o como muchos dicen por qué se “oxidan las manzanas.

La razón de esto es simple relativamente, y es debido a los fenoles que se encargan de ofrecer una interesante protección a la fruta para evitar (o más bien retrasar) las infecciones y ataques de las bacterias y hongos.

Esto ha sido explicado por la BBC, en donde se infiere que el polifenol oxidasa da lugar a que una reacción química se haga presente en donde los fenoles en combinación con el oxigeno crean esa protección pero que al mismo tiempo crean esa coloración marrón en los trozos de la manzana.

Verter gotas de limón en los trozos de manzana

Echar limón en trozos de manzana

Para evitar este proceso químico es requerido eliminar el polifenol oxidasa y al mismo tiempo evitar que los trozos sigan teniendo contacto con el oxigeno, y la manera de lograr esto, es con gotas de limón que contienen acido cítrico –este ácido es lo que hace que sea posible–. Esto evita que la manzana se “oxide” o se forme ese pigmento de color café.