Saltar al contenido

¿Qué pasa cuando te enfadas?

Cuando piensa en algún enfado que hayas tenido en el pasado o recientemente, analiza las sensaciones que pasan por tu cuerpo y la clase de pensamientos también… Es muy interesante ¿no? Ahora, veamos un poco todo lo que sucede en nuestro organismo cuando entramos en un momento de enojo.

Se generan bruscos cambios en el cuerpo

Primero que todo hay que comentar que el cuerpo se expone ante toda clase de cambios en su funcionamiento normal, unos cambios que de manera brusca lo que buscan es ponerte en total atención contra la situación para que actúes ya sea haciéndole frente, o simplemente huyendo de la misma.

Si seguiste mis instrucciones al comienzo de la publicación, en este punto ya deberías haber analizado como son tus enojos normalmente, ahora compáralos con esto que vas a leer: cuando te enfadas, tu frecuencia cardiaca aumenta, tu respiración también, y el sistema nervioso se pone en marcha, la razón de esto es que lo que busca el organismo es poner en circulación grandes cantidades de oxígeno, para que tus músculos y especialmente el cerebro se encuentren lo suficientemente oxigenados como para dar lugar a la capacidad de tomar alguna decisión o reaccionar de manera rápida ante la situación.

Desaparece el deseo sexual y el apetito

Y como resultado de esos bruscos cambios en el cuerpo, en ese momento el deseo sexual desaparece, también el apetito, y el sistema inmunológico deja de funcionar de la manera en que normalmente lo hace. Al fin y al cabo lo que se busca es hacer frente al problema y por ello es que el organismo se enfoca en darle soporte a esos sistemas que en el momento son verdaderamente útiles.

¡No tomes decisiones cuando estes en momentos de enojo!

Sin embargo, como se suele recomendar, es mejor evitar tomar decisiones en momentos de enojo, muchas veces las decisiones tomadas en estos momentos se realizan tan a la ligera, que las cosas terminan saliendo peores de lo esperado. Esto es comentado especialmente porque al enfadarnos, nuestro cerebro reacción de una peculiar manera en la que toda clase de pensamientos se cruzan y junto con sensaciones como la de la ira y rabia, impidiendo pensar con claridad.

Es mejor esperar al momento en el que tras superar el enojo podamos pensar claramente, actuar adecuadamente, y no vernos inmersos en más problemas por haber actuado en el momento menos indicado, como sin duda alguna lo es, hacerlo mientras se pasas por un enfado.

cuando

Dato curioso sobre la ira

Te recomiendo seguir mis consejos, para convencerte aún más, como dato curioso te comento que aproximadamente un 45% de personas que han actuado en momentos de total ira, han tenido que pasar por procedimientos judiciales dada la gravedad de su reacción.

Por cierto, ¿te identificas con lo comentado en esta publicación? Me refiero a lo que sientes, como actúa tu cuerpo, lo que piensas, etc.

Estos son los museos que te ofrece londres